Entre el bullicio de las personas y el sonido de los carros, por la galería del 630  se escucha en pasos numerosos spots de eventos de folcklor, cumbia, rock y el protagonista de esta historia. Ese género al que le llaman de distinta manera pero su esencia es la fusión la del pueblo, con ustedes la Chicha.

Texto: Cesar Zorrilla

Fotografía: Brigitte Bejarano

Al entrar a la galería 630 de la avenida Azángaro los spots a todo volumen, los tipos de títulos llamativos,afiches a todo color que promocionan los eventos es lo primero que impacta al entrar a este lugar. Sin embargo pisos más arriba se en ubica un doble puesto que tiene adornada la fachada con diversos posters de artistas de todos los géneros musicales. De pronto se escucha salir de ahí una frase que va resonando en todo el cuarto nivel. “! Y no se olviden que este fin de mes los Reyes de la cantina estaremos en el Botija para celebrar nuestro décimo aniversario. ¡A divertirnos pueblo! ¡Que los Reyes llegarón!”, es Aníbal Alanya que  se encuentra grabando un spot en un pequeño cuarto de grabación al que le entra la poca luz, como a él le gusta.

“Yo nací en la radio” comenta Anibal, y es cierto su padre Emilio Alanya quien fue también locutor lo llevaba desde muy pequeño a Radio Inca. Al recordar esto él sonríe y saca del escritorio que un cuadro con la nota de un periódico viejo del año 50. En la nota aparece su papá, no por alguna proeza como locutor. Cuenta que Emilio Alanya  tenía una compañía musical, una tarde luego de practicar con los grupos de  Huaylas deciden ir a jirón Ancash a beber y al momento de salir del bar grita “!Viva el APRA!”. Fatídica frase debido a que era vetada por el gobierno de Odría. La guardia nacional se lo llevó al Sexto, cárcel en la que también estuvo año más tarde José María Arguedas.

En el tiempo que paso como reo escribió una canción que tuvo éxito en todo Lima llamada “Me falta tu amor”, que fue interpretado por el grupo “Las golondrinas”. Luego de seis meses en prisión fue liberado ya que su abogado le pidió que declare que no pronunció “Viva el APRA”, sino “!Viva el arpa!”. Todo quedaría como una confusión, así fue liberado a fin de año.
“Todo el mundo conocía a mi papá, si ese tiempo hubiera habido internet, sería algo así como Don Francisco, el chileno” menciona Anibal. Le saca brillo al cuadro con su manga de la polera para luego volver a guardarla.

LA CHICHA DE LIMA SOLO TIENE LA POPULARIDAD

Escuchar decir que la chicha es de Lima, le hace fruncir el ceño. Entra a su estudio de grabación, prende su Pc del 98 y pone en Youtube a Pepito Quechua, un huarochirano de los años 60 que dice él ya tocaba chicha. Escuchar la música le hace cantar “Esa letra era alegre, no te incita a un amor violento, sino a amar con dulzura” afirma. Detiene la canción y cuenta que el origen de la palabra “chicha” se debe a otra canción que viene desde Huancayo. Una melodía cantada por “Los demonios del Mantaro” del año 66  cuyo nombre es “La chichera”. Tiene una la fusión de flocklore y cumbia colombiana, esta canción tuvo gran acogida en  Lima y fue así que la gente empiezó a asociar a este tipo de fusión como “chicha”.

“Es culpa de los periodistas y los medios que llamen así al género, no deberían hacerlo. Es cumbia andina” dice algo enojado Julio Daniel, “El tigre” de Radio Fiesta. Lleva 32 años en el medio y explica “si la gente que baja al tono va a escuchar palabras formales, no te va hacer caso. No está mal dicha, está mal entendida, como algo marginal”  y parece que el enojo se le pasa cuando recibe una llamada, pero que él dice no poder contestar ahora por estar en medio de una entrevista y sonríe.

“A veces piensan que los locutores de radio que ponen cumbia andina no estamos a “nivel” de otras emisoras, pero yo entro a trabajar los jueves las 7 de la mañana y salgo a las 9 de la noche para luego ir a animar al complejo Santa Rosa hasta la madrugada del día siguiente. Gano más que ellos.” El tigre comenta irle tan bien que nunca se ve con otra profesión, tiene talento para esto y todos lo saben. Voltea y pide que si le van a tomar fotos que le avisen para producirse,  por eso  tiene un poster de su imagen en su sala, como pocos.

Según encuesta del CPI (Compañía peruana de estudios de mercado y opinión pública) las emisoras radiales que ponen música tropical, cumbia son escuchadas como mínimo casi 3 horas diarias y tienen un alcance del 78% de cobertura en el país y se ubican entre los 10 radios más escuchadas del país, pero en ninguna de las 10 se pasa música chicha.

Aníbal explica que ahora más que talento, se necesita dinero. En el país hay demasiados grupos chichas y los del interior del país triunfan en su provincia. Luego con toda la acogida vienen a la meca musical que es Lima para triunfar. Muchos de estas agrupaciones hacen uso del Internet para hacerse conocidos. El tigre cuenta que hay un grupo norteamericano en Arizona llamado Chicha Dust  que hacer covers de Los Shapis, Los Mirlos y otros grupos conocidos”, sonríe y grita “! Ahora los gringos hacen Chicha!”. La chicha al ser considerado un subgénero para algunos, igual triunfa y es  escuchado por miles de personas. Aníbal prende su micrófono y vuelve a invitar a la Botija este 24 para celebrar con los Reyes de la cumbia central su aniversario y el pueblo debe celebrar.

Abrir la barra de herramientas