Con una lata y mucha imaginación, él crea murales que viajan en la historia y el misticismo. Retratos, paisajes y mucho color, es lo que hace para impregnar su estilo y talento en las desoladas paredes de nuestro país.

Texto: Martin Cojal Cabrera

Fotografía: Juan Mandamiento

Fotografía: Juan Mandamiento

Mirada profunda que transmite arte al hablar. Tez morena. Manos y brazos decorados con dibujos de bebes, que nacieron de la nada. Estilo ‘rasta’, como el del cantante Bob Marley. Aparte del peinado, hay algo más que los une: mientras uno vuelve música simples palabras, Jaime coloca color en esas blancas y descuidadas paredes que tiene esta Lima gris.

Jaime Acantarara, es un niño de 40 años, que todavía se siente como aquel chiquillo que pintaba el reverso de sus cuadernos. Recuerda estar sentado en clases, aburrido, al costado de varios niños, mientras buscaba divertirse con su imaginacion. “De pequeño, pintaba, me gustaba mezclar los colores, pero más dibujar. Mis cuadernos más parecían libros, porque me dedicaba más a dibujar y pintar que a escribir”, comenta. Los cursos donde más brotaba su talento, eran ciencia e historia.  

Cromatismo peruano

Todos los colores transmiten emociones pero dos son especiales para los peruanos: el rojo, como la sangre de los caídos, y el blanco, como la paz. Sin embargo, viajar por el Perú revela un arcoiris más grande, donde el rojiblanco, queda chico. “El pais es pluri-cultural, y un color que pueda definir al Perú, para mí, es el magenta. Es como la cochinilla, que esta en estado natural y lo venden como tierra de color. La cochinilla, ‘pucha’, es como…radiante, como brillosa, no tiene palabras y creo que el Peru es ese color”.

Raf, como le gusta que le llamen, considera que nuestro pais hay más por descubrir. Este es un pais multi-cultural, donde solo conocemos lo mínimo. “El Perú es mistico, muchos dicen que los incas son nuestro ombligo, yo considero que hay mucha más energia. La poca informacion que nos dan y el conformismo que tenemos hacen que nuestra cultura quede ahí”.

Para las fechas de fiestas patrias, Raf, la pasará viajando, no sabe dónde, pero será fantástico. “Estoy convencido, en cualquier lado siempre aprendo algo nuevo y eso es lo que me gusta, que mi cultura, siempre me sorprenda”.

Abrir la barra de herramientas