Desde pequeño sus padres le dieron la mejor educación. Lo más importante era que su hijo se convirtiera en la promesa de la familia. ‘Wicho’ empezó a estudiar la carrera de Ingeniería Electrónica en la Universidad Ricardo Palma, sin embargo, no se sentía cómodo con sus estudios y tuvo que dejarla. Meses después, estuvo en un corto periodo estudiando para ser psicólogo pero los resultados fueron los mismos, se sentía incompleto con lo que hacía.

 

Fuente: http://peru21.pe

                                                             Fuente: http://peru21.pe

 

Sin nada realizado y con muchos sueños por hacer, Wicho se trasladó a Cañete para seguir adelante. Con conocimientos básicos de Ingeniería, fue contratado por un querido amigo suyo para una construcción. Los esfuerzos comenzaron a dar frutos. Durante la edificación recibió muchos elogios, su trabajo era reconocido y le dieron la oportunidad de retomar su carrera de Ingenería fuera del país, pero Wicho rechazó la propuesta, no quería mentirse de nuevo. Desde años estaba entre la misma interrogante pero aquella vez fue diferente. Wicho eligió la vía correcta: la música.

Debido a su éxito desde sus comienzos, la banda decidió continuar con su carrera musical. Se reunían a menudo para componer algunos temas y ensayar covers de distintas bandas veneradas por el grupo como Talking Heads, Gan of Four, entre otros.

Pensaron que era el comienzo de algo grande. Pero la llama se apagó unos meses después. Luego de hacer de las suyas en los escenarios, la banda decidió separarse y dejar de lado la vida rockera. La razón: los benditos conflictos.

Durante los años siguientes, Wicho hizo su propia música. Pero fueron proyectos sin fin, que jamás salieron a la luz.

A comienzos de 1984, Fernando Vial conocido como “Cachorro” ya tenía una agrupación con Luis Piccini y Álvaro ‘Gallito’ Carillo llamada Sociedad Anónima, que terminó por nombrarse Narcosis, una de las bandas más influyentes del rock peruano.

 

Inicios

De vuelta en “la Ciudad de los Reyes”, en 1981 se convirtió en vocalista de “No Name”, una banda tributo de los Beatles formada por el guitarrista Joseph Newell Valderrama.

Wicho fue llamado por sorpresa por un conocido de la banda. Su primer concierto fue en la Concha Acústica del Campo de Marte en Febrero de ese mismo año en homenaje a la muerte del legendario John Lennon. Delgado, de cabellos cortos, tez clara, sus típicos gorros, los lentes que embellecían sus ojos,  la actitud y una gran sonrisa, Wicho salió a romperla en el escenario.

Por no tomarse la chamba en serio y faltar siempre a los ensayos para ver a su enamorada, Cachorro decidió sacar del grupo a Luis Piccini e invitar a Jorge Madueño ‘El Pelo Parao”. Desde ese entonces, Cachorro, Pelo Parao y Gallito ensayaban y trabajaban como locos para hacer su debut en la audiencia. En octubre de 1984 pudieron conseguirlo en el pub Canarby.

Luego de haber tenido una gran acogida, el grupo decide participar en un concierto realizado por la revista Ave Rock en La Palizada Pub, sin embargo, Gallito no pudo asistir por la ceremonia de su confirmación.

Cachorro no se iba a quedar con los brazos cruzados, él tenía una carta escondida bajo la manga. Mientras pensaba en cómo solucionar el problema, se acordó de aquel particular hombre blanco, con cabellos cortos y su peculiar gorro que tenía una increíble voz. Cachorro llamó al ex vocalista, le hizo  la propuesta de ser el reemplazo de Gallito solo por esa noche. Wicho aceptó. Tocaron, la noche se pintaba bien y tuvieron un gran recibimiento. Luego de la tocada, Cachorro le preguntó a Wicho si quería ser miembro permanente de Narcosis. Wicho aceptó pero con una condición: arreglar el material.

 

El productor

La entrada de Wicho a Narcosis sirvió para elaborar mejor las ideas del grupo. Su etapa como productor inició. Realizó varios arreglos en las letras, les dio sentido, melodías, las hizo menos fuertes y con significado. El material estaba producido, y la banda debutó con su primer disco.

Wicho con instrucciones básicas de técnicas de grabación, se convirtió en el productor de Narcosis, convirtiéndose en el primer grupo en auto producirse.

El exitoso pero fugaz paso de Narcosis por los escenarios causó histeria y revuelo  en los peruanos amantes del rock. Vivir una vida sin control, ni reglas le preocupó por lo que decidió dejar de trabajar con Narcosis.

Al paso de los años Wicho y Pelo  seguían teniendo contacto. La amistad que habían construido durante su estadía en Narcosis se volvió mas fuerte con el tiempo. Iban juntos a tocadas, componían, tenían proyectos  en mente y su interés creció cuando se desató el boom del “rock en español” pero mientras se preparaban para seguir encaminando aquel grandioso viaje, Wicho enfermó de Meningitis  y no pudieron concluir.

Sin embargo el destino de Wicho no era alejarse de su mayor pasión. El 23 abril del 2005 estaría debutando en la icónica banda nacional Mar de Copas.

Teniendo más de 20 años de trayectoria Mar de Copas es una de las bandas más queridas y aclamadas por el pueblo peruano y lo demuestran en cada festival, cada concierto, cada tocada.

 

Abrir la barra de herramientas